.

.

domingo, 8 de abril de 2012

Y realmente no importa, son tan pocas las cosas que importan últimamente
es como si la vida ya no fuera tan maravillosamente sorprendente como lo era cuando eramos pequeños
y realmente el dolor pasa a ser lo mas real que se puede sentir.
en que momento la felicidad dejo de ser la prueba para saber que estamos vivos y en vez de eso el dolor es lo que nos quedo?
nada pareciera ser realmente lo que buscamos,
y todo es lo que queremos tener
yo no lo entiendo, algo dejo de ser en mi en algún momento y me perdí dentro de mi pena...
olvide las palabras que tanto quería decir y me quedo el silencio y la mirada gacha para responder a tus preguntas...
y no se donde estoy, me siento tan sola...

2 comentarios:

  1. Lo haz dicho antes... me siento extraña y hasta tenebrosamente identificado con lo que aquí escribes... Ah, los días de ingenuidad infantil... qué fácil es añorar el pasado, que difícil es enfrentar el futuro... solo nos queda mirarnos al espejo y darnos cuenta que no tenemos más que este momento... no importa que sea deprimente y ridículo, es nuestro momento y de nosotros depende qué hacer con él...

    ResponderEliminar
  2. es algo que tengo claro, aunque la claridad pareciera abandonarme por momentos, pero se que no hay mas tiempo que el presente y me gusta que sea asi, no me gustaria vivir pensando en un futuro hipotetico que en realidad cualquier cosa puede cambiar o en un pasado irremediable...pero siempre es bueno, muy bueno, escuchar las palabras "vivir el presente" una vez mas para retomar el camino.

    ResponderEliminar

un gato que habla :)

.

.