.

.

jueves, 29 de agosto de 2013

Noche de un invierno cálido
sentir el césped húmedo bajo los pies,
la lluvia cayendo sobre mi rostro,
el olor de la tierra mojada,
sentir la paz de un momento único,
la lluvia lavando mi cuerpo y mi alma
sentir mi piel erizarse, sentir el frió y la humedad recorrer mi piel
escalofríos que me digan que el instante de paraíso se ha ido y que estoy de regreso en la tierra, escalofríos que me recuerdan que estoy viva, pese a todo, viva, pese a mis errores y mis tormentos...
no necesito ir al cielo para encontrar la paz, ni necesito una vida perfecta para saberme feliz,
no necesito un cuerpo ideal para sentirme tranquila...

...algún día tendré mi césped, mi lluvia, mi noche y mi paz...  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

un gato que habla :)

.

.