.

.

sábado, 5 de septiembre de 2015

sueño, historias de terror

la noche caía como un manto sobre la casa, era una casa hermosa aunque
rodeada de vegetación que daban a la casa perpetua sombra, era una
casa pequeña, prácticamente una única habitación rodeada por todos
lados de ventanales tapados con cortinas, el el centro de la
habitación cómodamente amoblada había un hombre, no era el primer
hombre que entraba a esa habitación, ni era el ultimo tampoco, siempre
aparecían y luego desaparecían en la oscuridad de la noche convertidos
en siniestras criaturas, una hermosa dama lo acompañaba, llevaba un
vestido largo y antiguo con un escote profundo y un corset que
realzaba su busto, era hermosa, de piel clara y cabellera negra como
el carbón, tenia unos ojos de color castaño que extrañamente tenían
unos destellos rojos como la sangre. Aquella noche haría lo que hacia
todas las noches de luna llena, llamo al hombre que se sentía enfermo
y le dijo que lo ayudaría a sentirse mejor, le dio tres botellas con
un extraño licor en su interior, prendió la chimenea y cerro todas las
cortinas, para que no entrara nada de luz, prendió velas y dejo la
habitación iluminada solamente con ellas, puso unos libros sobre la
mesa y le dijo al hombre que ella se iría, que el tenia que beber todo
el contenido de las tres botellas, y leer los libros mientras lo
hacia, el caballero, un hermoso joven de facciones varoniles, y
vestido de manera elegante, asintió con la cabeza, la mujer deposito
un pergamino entre unas velas de un extraño altar y salio de la casa
cerrando la puerta tras de si, a la mañana siguiente el hombre no
estaba, y una ventana estaba abierta, solo quedaron las botellas y los
libros sobre la cama...

muchísimos años después en el ultimo piso de un elegante y costoso
edificio, una habitación rodeada de ventanales, cómodamente amoblada,
una mujer hermosa de mirada extraña, pelo negro, y vestida con un
hermoso vestido de vaporosa caída, esperaba, unos nudillos llamaron a
la puerta, ella abrió y se encontró con un joven, no habrá tenido mas
de 20 años y era particularmente hermoso, cualquiera pensaría que era
mujer de no ser por su cabello corto y su profunda voz, adelante dijo
la dama, el joven solo estaba ahí para llevar algunas cosas que ella
había encargado, dejo el paquete sobre la cama, ella le pago
generosamente y el joven se marcho. Fue entonces cuando la dama salio,
llevo una botella diminuta que saco del paquete que el joven le dejo
en la cama y cerro la puerta con delicadeza.
En un bar concurrido y elegante la dama se sentó a esperar de nuevo,
no se podría decir en que pensaba, solamente estaba ahí, ni siquiera
se podría decir que estaba esperando algo, ella solamente estaba
quieta, mirando concentrada a las personas que entraban al bar, en un
momento dado por sus ojos paso un destello de reconocimiento, sus ojos
se concentraron en alguien y eso fue todo, de nuevo su cara quedo
vacía de cualquier expresión, sea lo que fuere que llamo su atención
pareciera que ni siquiera lo recordaba ahora, un momento después sin
embargo, un hombre muy apuesto se acerco a su lado, se notaba nervioso
pero cualquiera diría que estaba hechizado por la mujer, es su mirada
refulgía el miedo y una atracción que no era posible controlar, casi
como si algo lo arrastrara hacia el lado de ella. ella lo miro, le
sonrió y el rostro del hombre se relajo, quieres un trago? ofreció
ella - y acerco un vaso de un licor de hermoso color, como si fuera
miel, tomo la botella que llevaba oculta en su escote y vertió su
contenido en el licor, que se volvió ligeramente rojo, se lo dio al
hombre y este casi como si no hubiese visto lo que la mujer izo se
tomo el contenido del vaso de un solo trago, luego la mujer le ofreció
salir un momento y el hombre obedientemente la siguió, ya en la calle
ella llamo un taxi y se fueron los dos, el se comenzó a sentir mal en
el camino y ella le dijo que pronto se encontraría mejor, que ella lo
ayudaría, una vez llego a su habitación se acerco al hombre y
envolviéndolo en un ardiente abrazo hundió su rostro en el cuello de
el, cuando lo soltó el hombre, como si nada hubiese pasado le repitió
que se sentía mal, ya te sentirás mejor cariño, dijo ella de una
manera tan tierna que el hombre solo pudo relajarse y esperar mientras
ella desenvolvía el resto del paquete, prendía velas y sacaba tres
botellas de licor y tres libros, deposito un pergamino antiguo en un
altar y llevo al hombre a la mesa en donde le dijo que bebiera el
contenido de las tres botellas y leyera los libros, cerro todas las
cortinas y se marcho, esta vez nos quedaremos con el hombre, no porque
el sea especial, si no, que solamente para que veamos que ocurre
cuando la hermosa mujer los deja.
El hombre se sentó en la mesa como sin saber que es lo que hacia,
comenzó a beber de una botella verde mientras leía el primer libro, un
hermoso libro antiguo con cubierta de cuero rojo oscuro y letras
doradas escritas en un idioma desaparecido hace mucho tiempo, los
libros eran todos así, pero el segundo era verde oscuro y el ultimo el
mas delgado era negro, cuando termino la primera botella tomo el
segundo libro el verde, y bebió la segunda botella que era roja,
parecía saber en que orden hacer las cosas, aunque sus ojos estaban
vacíos como si no tuviera conciencia, termino con esta botella y tomo
la mas pequeña que era negra y leyó el libro negro, cuando termino se
sentía muy cansado, tanto que se fu a acostar, pero no sin antes
llevarse los libros con el, durmió y mientras dormía se agitaba
frenéticamente, en un momento dado de su garganta salio un ruido
rasposo, grave y profundo, y por todo su cuerpo comenzó a salir pelo
de color oscuro, desgreñado y largo, se levanto de la cama y se acerco
a la ventana mas próxima, abrió las cortinas y miro la luna llena muy
alta y grande en el cielo sin estrellas, se acomodo en el borde de la
ventana y salto, mientras caía su cuerpo siguió cambiando su cuerpo se
alargo al igual que sus orejas y su boca, sus manos se transformaron
en garras y su cuerpo creció hasta desgarrar sus ropas, entonces le
salio una cola, y desapareció....
Que fue de el preguntaras? pues tal como todos los demás hombres lobo
creados por la hermosa mujer, bajo a las profundidades de la tierra,
donde se reunió con la hermosa inmortal que lo creo, allí se quedarían
esperando la próxima luna llena, por siglos y siglos, hasta que
llegara por fin el día de emerger de las profundidades del infierno,
generación tras generación la hermosa dama se encargaría de tomar la
sangre de un descendiente de el hasta que fueran llamados a su destino
final...

viernes, 4 de septiembre de 2015

me pregunto que haré de mi misma estos días, la enfermedad me esta
haciendo estragos en el cuerpo, tengo la garganta hinchada y tiene una
extraña textura ya no es lisa y suave como antes, ademas me duele o
molesta todo el tiempo, tengo la piel seca y me siento deshidratada,
no tengo animo de nada, apenas siento los sabores de las cosas que
como, y ya ni siquiera me llega el periodo con normalidad, los
atracones son mas frecuentes pero al menos no son tan grandes como
antes, sin embargo estoy obsesionada con el tema de la comida, paso
todo el tiempo pensando en ella, no se hasta donde llegare... porque
me siento hundida en la depresión no quiero ir a ningún lado ni hablar
con nadie, aveces solo quiero quedarme acurrucada sin hacer nada,
estoy triste todo el tiempo y tengo deseos de estar callada y de no
escuchar mi voz....

pero tengo que ser fuerte no? no me puedo rendir.... pero aveces
quisiera desaparecer... solo eso, pero se que algo mejor me depara, al
menos entre crisis y crisis se que vale la pena vivir porque hay algo
mas importante que me esta esperando, algo mejor que morir y
desaparecer...

.

.